Relax y placer

Relax y placer

No hay nada como una buena sesión de yoga para relajar cuerpo y mente, pero si además la terminamos con un rato de sexo y placer, mejor que mejor. Placeres ocultos entre caricias, besos y una penetración tan intensa cómo placentera, que les hace tocar el cielo juntos.