La intensidad del placer

La intensidad del placer

Una sonrisa cómplice, una mirada provocadora… y un par de besos ardientes encienden la mecha entre estos dos enamorados y hace que el placer más delicioso se convierta en una adicción. El sexo oral más húmedo y una penetración intensa les hace gozar hasta tocar el cielo juntos.