El placer de una mujer

El placer de una mujer

Cuando una mujer está sola y se siente a gusto en su intimidad, disfruta de su cuerpo y de la sensualidad de sus formas femeninas, gozando de placeres sexuales que sólo ella se puede proporcionar, tocándose bajo el agua caliente de la ducha y excitándose tan solo con sus manos.